Atención audiológica infantil

Los centros que forman parte de la Red Pediátrica Widex trabajan bajo un protocolo basado en 30 años de experiencia con el niño hipoacúsico. Disponemos de equipos de profesionales especializados en esta área y colaboramos con médicos ORL especialistas en sorderas infantiles. En Widex lo tenemos muy claro: detectar la pérdida auditiva y darle la respuesta más adecuada cuanto antes es clave para el normal desarrollo del niño y para su socialización.

Por ello, el primer paso para corregir el déficit auditivo es detectarlo correctamente. Después, nuestros audioprotesistas adaptan el audífono al niño y posteriormente realizan un exhaustivo plan de seguimiento para asegurarse de que la audición es la más natural posible en cada situación.

Fase 1

Acogida del niño o bebé con problemas de audición

El equipo pediátrico, formado por audioprotesistas especializados en el ámbito infantil, acoge al niño y a la familia y recaba toda la información posible acerca de ellos, ya que esto le podrá ayudar a determinar la causa de la pérdida auditiva y el modo más adecuado de tratarla y rehabilitarla. El audioprotesista le hará preguntas sobre la familia, el ambiente, las enfermedades y el embarazo de la madre, por ejemplo, y con toda esta información elaborará la anamnesis pediátrica.

Posteriormente, los audioprotesistas explicarán a los padres qué pruebas auditivas realizarán al niño y en qué consisten.

Fase 2

Estudio audiológico del niño o bebé

Los instrumentos y procedimientos destinados a evaluar auditivamente a un niño no pueden ser los mismos que utilizamos con los adultos. El escaso grado de colaboración que podemos obtener de un niño menor de tres años dificulta la exploración y hace necesario que el audioprotesista conozca cuáles son las habilidades y capacidades de los bebés.

En los centros auditivos pediátricos de Widex realizamos un estudio audiológico que comprende, en función de la edad y de las características de cada niño, la realización de las siguientes pruebas:

  • Otoscopia
  • Timpanometría
  • Audiometría Verbal
  • Otoemisiones acústicas
  • Potenciales Auditivos de Tronco Cerebral y Potenciales Auditivos de Estado Estable
  • Audiometría tonal liminar
  • (Audiometría con auriculares de inserción, audiometría con auriculares supraurales, audiometría por observación)

De esta forma, en nuestros centros tenemos la posibilidad de realizar pruebas objetivas que miden la respuesta electrofisiológica y que garantizan que el diagnóstico no depende de la respuesta subjetiva del paciente, que sería un dato poco riguroso al tratarse de niños de corta edad.

Fase 3

Adaptación del audífono infantil

La adaptación de audífonos en niños –especialmente en bebés- presenta una serie de retos para el audioprotesista, puesto que los cambios continuos en las características fisiológicas, en la madurez psicológica y en la habilidad lingüística del niño requieren un alto grado de flexibilidad por parte del profesional.

En función de los resultados de las pruebas realizadas y de la información recogida, el audioprotesista recomendará a los padres los audífonos más adecuados a la pérdida auditiva del niño.

Después de que los padres tomen la decisión definitiva sobre el formato y la gama tecnológica del audífono, el audioprotesista realizará la toma de impresiones de la oreja del niño para personalizar el molde del audífono.

Fase 4

Seguimiento audioprotésico

El seguimiento del niño adaptado es una etapa fundamental en el proceso de atención al niño hipoacúsico. Por eso los centros auditivos cuidan de manera especial el calendario de visitas, que se lleva a cabo de acuerdo a la siguiente temporalidad:

Semanal durante el primer mes tras la adaptación
Mensual hasta cumplirse los seis primeros meses de la adaptación
Semestral hasta cumplirse el primer año de la adaptación
Anual una vez que hemos comprobado que la adaptación del audífono al niño es la más idónea y se ha superado el primer año

El seguimiento audioprotésico es clave en cualquier adaptación, pero resulta aún más fundamental en las adaptaciones que se realizan en el marco del PacK Bebé, un proyecto de Widex que consiste en la cesión gratuita, durante un periodo de prueba máximo de seis meses, de dos audífonos Widex de última tecnología con el fin de evaluar el rendimiento auditivo proporcionado al bebé. Esta evaluación permitirá determinar si el niño necesita un implante coclear o si puede obtener un buen rendimiento con prótesis externas.

Fase 5

Intervención logopédica

Los niños con problemas auditivos, más allá del grado de pérdida auditiva y de su tipología, tienen la misma capacidad para desarrollar el lenguaje que cualquier otro niño, por lo que adquiere gran relevancia la figura del logopeda, que proporciona al niño las técnicas y herramientas necesarias para adquirir el lenguaje oral.

Para garantizar que el niño con pérdida de audición recibe este necesario tratamiento integral y multidisciplinar, los centros auditivos pediátricos de Widex colaboran con servicios de logopedia que inician sus sesiones cuando el niño ya tiene adaptado su audífono y fijan unas pautas de trabajo que discurren en paralelo al seguimiento audioprotésico fijado en el centro.

Las sesiones de intervención logopédica servirán para estimular la audición y facilitar el acceso y el desarrollo del lenguaje (comprensión y expresión) en un ambiente lúdico de interacción.

ACEPTO
En Widex usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento de la web, mostrar contenido multimedia, crear estadísticas de uso para luego mostrar publicidad. Consulta nuestra política de cookies, ya que si continuas la navegación consientes tácitamente su uso.